LA HISTORIA DE JONAH KIPKEMOI CHESUM

26/5/2020

“Espero que esto pase pronto, solo en las carreras podemos ganarnos la vida”

La Zurich Marató de Barcelona 2017 arrancaba con más de 20.000 participantes y el etíope Sisay Jisa Mekonnen como gran favorito. Una de sus liebres, Jonah Kipkemoi Chesum con una discapacidad en la mano derecha - participó en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012- cambió de estrategia a partir del km 35. 
 
El paso por el medio maratón fue rápido, Jonah junto al etíope Mekonne quién lideraba la prueba, cruzaron los 21 km a muy buen ritmo con un tiempo de 1:02:48.  Pero a partir del kilómetro 30, al etíope le fallaron las fuerzas teniendo que retirarse por una lesión en el bíceps femoral. 
 
Jonah terminaba su trabajo en el km 35, pero vio que iba solo, sin rivales, sintiéndose bien, así que tiró de piernas y decidió continuar. Fue entonces cuando vio la oportunidad de su vida. El tren que pasa sólo una vez y que él supo aprovechar. La oportunidad se convirtió en hecho y cruzó finalmente la meta 2 horas, 8 minutos y 57 segundos después de la salida como vencedor del maratón barcelonés. 
 
Jonah se llevó el premio de ganador y en su mente, Barcelona quedó grabada de por vida. Invirtió el premio en una vaca para tener un futuro y poder vender su leche. La vaca, a la que llamó Barcelona, tuvo un ternero, al que llamó Messi. Y luego otro, el pequeño Ney… 
 
Hoy mira al futuro con mucha incertidumbre, como él mismo nos comenta desde Kenia; “Todos los países han cancelado sus pruebas, es un año muy difícil. Solo esperamos que esta pandemia termine pronto y podamos reanudar nuestra normalidad”.
 
Jonah se encuentra bien, pero tiene claro que el futuro es incierto para los atletas de fondo africanos; “Solo en las carreras podemos ganarnos la vida”.

Buscador de noticias